A saber de Milicia Gráfica

Javier de la Rosa, nace en Sevilla en 1966 y comienza su formación allí para al finalizar trasladarse a Madrid desarrollando su carrera hasta hoy. Una carrera creativa en la que se combinan desde sus comienzos la faceta de diseñador y grafista con la de ilustrador.

Como diseñador, dedicado preferentemente al mundo de la cultura y la música, ha realizado algunos de los más memorables trabajos editados durante estos años en nuestro país como “Lorca” de Enrique Morente, identidad gráfica para el musical “Una noche de verano” Tamzin Townsend, “Fados” de Carlos Saura, por ejemplo.

Pero estos ámbitos, la ilustración y el diseño gráfico, no constituyen en su obra aspectos diferenciados e independientes, por el contrario ambos se entrelazan y relacionan produciendo una suerte de contaminación estilística de tal modo, que sus diseños se benefician de su mundo ilustrado, descansan sobre sus gustos, preferencias e indagaciones y viceversa; ese mundo ilustrado de sus recursos como grafista tan peculiar.

Sus ilustraciones evidencian sus intereses plásticos y estéticos así como sus influencias, casi siempre explícitos: el mundo de la publicidad, el cómic, el cine, la música, pero también Pollock, Twombly, Lichtenstein o Hockney. Valiéndose de un eclecticismo técnico y con una amable falta de respeto, amalgama en sus trabajos elementos de muy diversa procedencia que adquiere, descontextualizados y en relaciones inusuales, nuevos significados y una mayor capacidad de sugerir y conmover, en un ejercicio en el que siempre prevalece la eficacia perceptiva y la sensualidad colorista mínima que proclaman y transmiten una concepción, golosa también, del arte.

Alba Nicolás
A los mandos del CIC (Centro de Información y Combate) de esta nave, esta miliciana se encarga de la Producción, la Comunicación y los visuales de la Milicia Gráfica después de:

Nacer en A Coruña, tomar París 2 años, 1 en Londres y otros 15 en el mundo de la moda entre París y Madrid, se prepara para Gestión y Administración de Empresas en Instituto de la Cámara de Comercio de Madrid (IFE), acaba infiltrándose en el mundo musical gastronómico, ya que para ella “la comida y la música” son otros medios de comunicación llevando con su socio la sala de conciertos Tempo de Madrid durante 1 año y medio.

Tras finalizar este estreno empresarial trabaja otros 15 años como agente doble en eventos de catering que desembocan en su propia empresa de catering Se me va la Olla Catering (actualmente en activo en A Coruña).

En estos momentos plasma toda esta experiencia en los visuales y la fotografía en la Milicia Gráfica.
Su frase favorita que se apropió hace años:
“ Si quieres ser feliz como me dices, no analices”